Centros Privados de Educación Infantil rechazan plan de guarderías de Mato

 

La Presidenta De La Asociación De Centro Privados De Educación Infantil

Foto: EUROPA PRESS

El 80 por ciento de los Centros Privados de Educación Infantil de Toledo prevén problemas económicos a corto plazo

TOLEDO, 28 Feb. (EUROPA PRESS) –

La Asociación de Centros Privados de Educación Infantil ha mostrado su rechazo al Plan Estatal de Guarderías Laborales que pretende poner en marcha la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, pues a su juicio esta medida nacional empeoraría la “grave” situación que atraviesa el sector.

Así lo ha indicado en rueda de prensa la presidenta de la Asociación de Centros Privados de Educación Infantil, María Jesús Carrillo, quien se ha pronunciado sobre este plan estatal que el Ministerio va a proponer a organizaciones empresariales, ayuntamientos y comunidades autónomas, con el objetivo de llevar guarderías a más centros de trabajo y apoyar a los padres y madres trabajadores.

Carrillo ha asegurado que en las empresas no existe una demanda real de plazas de guardería y ha avisado de que crear más recursos generaría un “sobreoferta” que colapsaría tanto el sector público como el privado.

Así las cosas, ha señalado que el desarrollo de este plan debe hacerse de manera coordinada con el Ministerio de Educación, al tiempo que ha alertado de que muchos de los lugares de trabajo no reunirían las condiciones exigibles a una guardería, tal y como la legislación contempla para estos centros.

MEDIDAS PARA FAVORECER EL SECTOR

Tras advertir de la “grave” situación por la que atraviesa el sector, María Jesús Carrillo ha dado cuenta de las opciones que ofrecen a la Administración a fin de favorecer a los centros privados de Educación Infantil.

Una de estas vías, ha explicado, pasa por articular subvenciones directas a las familias que lleven a sus hijos a centros privados de Educación Infantil durante los meses que hagan uso de este recurso, lo que a la administración les saldría más rentable, pues en muchas ocasiones la Administración paga por plazas que no han sido ocupadas durante todo el curso.

La otra opción es concertar plazas con el sector privado,  pues según ha explicado la Administración regional va a fomentar el concierto público-privado en el caso de la educación obligatoria, mientras que en Infantil, que no es una educación obligatoria, no existen conciertos sino convenios.

De otro lado, ha alertado a los padres de que no todos los centros infantiles cumplen con la legislación vigente, pues hay centros tipo ludotecas que aunque son más baratos no cumplen las condiciones de garantía que un recurso de este tipo precisa.

Ha señalado además de que el modelo de centros públicos de gestión privada también está perjudicando al sector, pues rompe las reglas de la libre competencia, ya que además de los beneficios obtenidos por las cuotas de los padres, reciben ayudas de la Administración.

BALANCE

De otro lado, María Jesús Carrillo ha dado cuenta de un estudio realizado por Asociación de Centros Privados de Educación Infantil que refleja la coyuntura por la que atraviesa el sector en la provincia de Toledo.

Este estudio, ha indicado María Jesús Carrillo, demuestra la “gran resistencia” de los centros privados a no cerrar, a la espera de un cambio de política educativa, y ha subrayado que hay disponibilidad de plazas privadas “más que suficientes” para evitar que se tengan que abrir más centros públicos.

Así las cosas, este documento evidencia que a nivel de coste, a la administración le sale más barato una plaza en un centro privado que en uno 100 por cien público, porque no tiene que construir ni mantener el centro.

Por último, Carrillo ha asegurado que este estudio pone de manifiesto que el 80 por ciento de los Centros Privados de Educación Infantil prevén problemas económicos a corto plazo, agravados desde la puesta en marcha del ‘Plan E’, con el que muchos de los ayuntamientos han construido guarderías y centros infantiles.